martes, 11 de diciembre de 2012

Las asociaciones escolares mejoran las capacidades de los alumnos y los profesores


De un nuevo estudio sobre el impacto de las asociaciones entre centros de enseñanza de distintos países se desprende que los alumnos —en particular de secundaria— mejoraron notablemente sus capacidades, incluidas las culturales y sociales, así como sus conocimientos en materia de tecnologías de la información y de idiomas. Los alumnos en los que el impacto fue mayor son aquellos que visitaron las escuelas asociadas. Las asociaciones se financiaron a través del programa de intercambio Comenius, el equivalente escolar de Erasmus. Del estudio también se desprende que el sistema beneficia a los profesores y a los centros de enseñanza dentro de su comunidad local. Además, cabe señalar que las asociaciones Comenius tienen un impacto comparativamente mayor en los profesores y en la escuela y su entorno en la educación preescolar y primaria, pues en estos niveles es más fácil movilizar e involucrar a toda la escuela e integrar nuevas ideas y actividades en los planes de estudios. En cambio, el impacto sobre las capacidades de los alumnos es mayor en la educación secundaria.

El estudio encuestó a cincuenta escuelas de quince países europeos (Alemania, Bélgica, Eslovaquia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Rumanía y Turquía) que recibieron becas del programa Comenius para establecer asociaciones entre otoño de 2009 y 2011. Mediante un seguimiento de las escuelas durante esos años y posteriormente, el estudio examinó a fondo cómo afectaba la asociación a los alumnos, los profesores y la escuela.

Contexto

La UE lleva desde 1995 proporcionando becas a las escuelas para que realicen proyectos conjuntos. Las asociaciones escolares Comenius se financian en el marco del Programa de Aprendizaje Permanente, que está abierto a treinta y tres países (los Estados miembros de la UE, Croacia, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Turquía). Las asociaciones agrupan, como mínimo, a dos centros de enseñanza de distintos países europeos, que establecen un proyecto bienal conjunto para mejorar la calidad de la docencia y colaborar en ideas innovadoras o en intercambios. Los proyectos se centran en los ámbitos de interés de los alumnos, en cuestiones educativas de actualidad en los países de que se trate o en las prioridades fijadas por las propias escuelas.

Desde 2007, la UE ha apoyado a más de 7 000 proyectos Comenius, en los que han participado una media de cinco centros de enseñanza. Esta asociaciones reciben cada año aproximadamente 120 millones EUR, lo que permite a más de 130 000 alumnos y a sus profesores visitar sus escuelas asociadas, y a unos 650 000 alumnos participar en actividades locales. Además, la UE ofrece becas para que profesores titulares y en prácticas cursen una formación o adquieran experiencia laboral en otro país.

A partir de 2014, el apoyo de la UE a los centros de enseñanza formará parte de Erasmus para Todos, el nuevo programa propuesto en materia de educación, formación, juventud y deporte. El objetivo es duplicar el número de alumnos, estudiantes, profesores, aprendices, trabajadores en el ámbito de la juventud y otras personas que reciben becas para mejorar sus capacidades mediante el estudio, la formación y el voluntariado en el extranjero, hasta llegar a cinco millones de personas en el período 2014-2020.

Estudio completo (inglés)   Fuente: Servicio de Prensa de la Comisión Europea