martes, 11 de diciembre de 2012

Copernicus: nuevo nombre del Programa Europeo de Observación de la Tierra



Copernicus es el nuevo nombre del Programa Europeo de Observación de la Tierra, conocido anteriormente como GMES (Global Monitoring for Environment and Security). En un mundo expuesto a un mayor riesgo de catástrofes naturales y de otro tipo, Copernicus tiene como finalidad vigilar el estado del medio ambiente en la tierra, el mar y la atmósfera, así como mejorar la seguridad de los ciudadanos. Copernicus es al mismo tiempo un motor de crecimiento económico y de empleo, con potencial para crear hasta 85 000 nuevos puestos de trabajo en el período 2015-2030.

Copernicus consiste en una serie de servicios que recogen datos y ofrecen información, para cuyo fin utilizan satélites y sensores terrestres que permiten observar el medio ambiente y los fenómenos naturales que se producen en el planeta. El programa Copernicus no solo es una herramienta para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos, sino que además puede contribuir enormemente a la estrategia europea para el crecimiento y el empleo. Copernicus no sustituye a las capacidades europeas existentes, sino que las complementa para satisfacer las necesidades de los usuarios y garantizar la sostenibilidad y la autonomía de Europa a largo plazo.

Este programa mejora nuestra seguridad de muchas maneras, por ejemplo permitiendo una mejor gestión de las catástrofes naturales y una intervención más temprana y, en consecuencia, contribuyendo a evitar la pérdida de vidas humanas y los daños materiales. Aporta también información fiable para el seguimiento y la predicción del cambio climático. Copernicus ayuda a mejorar la gestión de los recursos naturales, hace un seguimiento de la calidad de la atmósfera y de los océanos, ayuda a optimizar nuestras actividades agrícolas y promueve las energías renovables. Por último, permite una mejor planificación de nuestras ciudades haciendo un seguimiento de la expansión urbanística y facilitando el transporte.

Con la elección de Copernicus se rinde tributo a un gran científico y observador europeo: Nicolás Copérnico. Muchos consideran su teoría del universo heliocéntrico la principal precursora de la ciencia moderna. Abrió a la humanidad un universo infinito, que hasta entonces se limitaba a la rotación de los planetas y el sol alrededor de la Tierra, y creó un mundo sin fronteras. La humanidad se benefició de su perspicacia, que dio vida al espíritu de investigación científica que nos ha permitido entender mejor el mundo en el que vivimos.


Copernicus