miércoles, 12 de diciembre de 2012

Acuerdo de mínimos en Doha

Doha 2012

La Conferencia de Naciones Unidas del Cambio Climático en Doha ha culminado finalmente con un acuerdo de mínimos. Un desenlace que permite prorrogar el Protocolo de Kioto hasta 2020. Los países que finalmente se verán vinculados solo representan el 15% de las emisiones globales, entre los que destacan los Veintisiete y Croacia. Con la retirada de potencias como Japón y Rusia, el texto solo se aplicará a los Estados miembros de la Unión Europea, Australia, Noruega, Islandia, Croacia, Kazajistán, Mónaco y Liechtenstein. Estos países solo representan 15% del total de las emisiones globales, de ahí lo descafeinado y limitado del acuerdo final.

La UE considera que en Doha se han “sentado las bases” para una acción más ambiciosa a corto plazo contra el cambio climático. Para Connie Hedegaard, comisaria de Acción por el Clima, el acuerdo permite “cruzar el puente” entre un régimen climático viejo hacia un “nuevo sistema” todavía por definir. se espera que para dentro de tres años ya se esté trabajando sobre el borrador que reemplazará a Kioto en 2020. El objetivo es alcanzar un acuerdo global que incumba a todos los países, algo que se antoja especialmente complicado a la luz de la postura que sostienen los estados más sucios. La cumbre se celebrará en París a finales de 2015.