lunes, 28 de enero de 2013

Tarjeta profesional europea

Aumentar la confianza y seguridad de los profesionales que quieren trabajar en otro país de la UE, de sus empresas y de los consumidores es la meta de la directiva actualizada sobre reconocimiento de cualificaciones profesionales. La francesa Bernadette Vergnaud, eurodiputada socialista, ha liderado la negociación de la norma en la Eurocámara.

La Comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo (PE) dio la semana pasada luz verde a la introducción de una "tarjeta profesional europea", un certificado electrónico de carácter voluntario para facilitar el reconocimiento de titulaciones a los que trabajen en otro país de la Unión. Esta tarjeta, un instrumento propuesto el pasado mes de diciembre por la Comisión Europea (CE), se adaptaría a las necesidades y particularidades correspondientes a cada profesión y la emitirían los propios Estados.

Entre otras medidas para mejorar la convalidación y reconocimiento de títulos, los eurodiputados abogaron por la introducción de marcos comunes de formación y de exámenes unificados de acceso profesional, a los que podrían acogerse los colectivos interesados en facilitar la movilidad y lograr un reconocimiento automático de conocimientos, cualificaciones y competencias. Por otro lado, votaron a favor de que se reconozcan como experiencia profesional los periodos de prácticas, incluidos los no remunerados.

Si estas medidas reciben el visto bueno del conjunto de los Veintisiete y del pleno del PE, vendrán a actualizar la Directiva de Calificaciones Profesionales vigente, aprobada en 2007.