jueves, 31 de enero de 2013

Semestre europeo: los presupuestos, los impuestos y las pensiones de 2014 empiezan a decidirse ya

Los Parlamentos deben reforzar el control democrático sobre los ajustes que la UE propone a los presupuestos nacionales en materia de política económica, fiscal y laboral, consensuaron los diputados nacionales y los eurodiputados el 29 y 30 de enero en Bruselas. Sus señorías también abordaron la urgente necesidad de combatir el paro. Y mostraron que todavía son muy divergentes las opiniones en Europa sobre si continuar con la austeridad o apostar por el crecimiento para atajar la crisis.


Más de un centenar de diputados nacionales participaron junto a sus homólogos de la Eurocámara, el 29 y 30 de enero, en la Semana Parlamentaria sobre el Semestre Europeo: un ejercicio anual de coordinación económica que se desarrollo durante la primera mitad del año.

Una vez que en el ámbito de la Unión Europea (UE) se adopten las prioridades generales y las recomendaciones específicas para cada país, los Gobiernos y los Parlamentos nacionales deberán incluirlas durante el segundo semestre del año en sus presupuestos para 2014. De manera que se trata de una negociación con implicaciones de calado para los impuestos de los países de la UE, sus mercados laborales, las prestaciones por desempleo y las pensiones.

Los diputados y los eurodiputados reconocieron que el nuevo sistema de gobernanza económica y de coordinación presupuestaria debe someterse a un control democrático reforzado, a cargo del PE y de las cámaras nacionales. Y advirtieron que, de no ser así, los ciudadanos pueden rechazar las reformas.

Por el contrario, no hubo acuerdo durante las sesiones sobre si las autoridades públicas deben dejar de recetar austeridad como remedio contra la crisis.

Los diputados y los eurodiputados coincidieron en que la Garantía Juvenil, una propuesta que plantea que ningún joven de la UE permanezca sin trabajo, educación o prácticas durante más de cuatro meses, es una vía para evitar el riesgo de una generación perdida. El paro juvenil se aproxima en el conjunto de la UE a una media del 25 por ciento.

Los representantes de la Eurocámara y de las cámaras de los países de la UE trabajarán durante los próximos meses para poner en marcha mecanismos que les permitan estar más implicados y controlar mejor la coordinación económica europea.

Fuente: Parlamento Europeo/En Portada