miércoles, 30 de enero de 2013

Premios europeos a la innovación en la Administración Pública


La Comisión Europea ha convocado en toda la UE un premio para animar a las administraciones públicas innovadoras de Europa a dar a conocer sus iniciativas más dinámicas y avanzadas. El objetivo es impulsar una mayor innovación y modernización reconociendo los logros ya alcanzados y presentando modelos a seguir.

Se entregarán un total de nueve premios de 100.000 euros a iniciativas en marcha, exitosas e innovadoras que hayan aportado mejoras significativas a la vida de los ciudadanos. Pueden concurrir las administraciones públicas de los países miembros de la UE o los países asociados al programa marco de investigación de la UE: es decir, cualquier administración estatal, regional o local establecida como organismo público según la legislación nacional y que aplique políticas públicas; por ejemplo ministerios, gobiernos regionales, municipios o ayuntamientos. Las iniciativas deben llevar en vigor un mínimo de un año y un máximo de cuatro. La iniciativa o programa debe estar bajo la responsabilidad de la administración concursante. No podrán concurrir las administraciones públicas que ya hayan obtenido por la misma iniciativa algún premio en metálico concedido por una institución de la UE.

Plazo de presentación: hasta el 15 de febrero de 2013

Evaluará las candidaturas un panel de expertos independientes de la administración pública, la empresa y el medio académico. Para elegir a los ganadores del Premio Europeo a la Innovación en la Administración Pública se atenderá a cuatro criterios:

 originalidad y facilidad de reproducción de la iniciativa

 importancia económica para la colectividad

 importancia social para la colectividad

 uso al que se piensa destinar la dotación del premio.

Las administraciones deberán emplear los fondos para ampliar y generalizar sus iniciativas. De este modo se producirá un efecto de palanca y se propiciará una mayor excelencia e innovación en el sector público. La Comisión se mantendrá en estrecho contacto con los vencedores y garantizará la continuidad a la hora de poner en práctica las etapas siguientes de sus iniciativas.

Los premios también tienen por objetivo combatir los estereotipos negativos que aún persisten en la opinión pública sobre el gasto público. Se trata de aumentar las expectativas de los ciudadanos sobre lo que puede conseguirse.