jueves, 17 de enero de 2013

La Presidencia irlandesa de la UE presenta sus prioridades al PE: estabilidad, empleo y crecimiento


Crear empleo y atajar la crisis en Europa serán las principales prioridades de Irlanda, país que este semestre desempeña la presidencia rotativa del Consejo de la Unión Europea. El Primer Ministro o 'Taoiseach' irlandés, Enda Kenny, presentó los planes de su presidencia al pleno del Parlamento Europeo este miércoles 16 de enero. La mayoría de los líderes de los grupos parlamentarios coincidieron en que Irlanda puede aprovechar su propia experiencia en combatir la crisis para ayudar a Europa.

Kenny incluyó la Garantía Juvenil entre las posibles soluciones a la lacra del paro. La Garantía Juvenil es una propuesta que haría que los Estados se comprometan a ofrecer un trabajo, una formación o unas prácticas a todos los jóvenes que lleven más de cuatro meses inactivos. También citó Kenny entre sus prioridades para este semestre el establecimiento de una unión bancaria para reforzar la supervisión de las entidades de crédito y evitar comportamiento irresponsables como los que han provocado la actual crisis. Otro de sus objetivos es alcanzar un acuerdo sobre el marco presupuestario de la UE para el periodo 2014-2020. Para todo ello se comprometió a trabajar en estrecha colaboración con el Parlamento Europeo, al que calificó que "socio importante". Y subrayó la trágica actualidad en Mali, Somalia y Siria, así como los acuerdos de libre comercio con países como Estados Unidos.

El Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, se mostró de acuerdo en la necesidad de crear las bases para generar un crecimiento y crear empleo a largo plazo. "El pueblo irlandés ha tenido que hacer grandes sacrificios, igual que otros países que están realizando reformas difíciles pero indispensables", explicó Barroso antes de concluir: "El caso irlandés muestra que si hay voluntad política para afrontar los sacrificios, las reformas funcionan y van de la mano con la cohesión social".