viernes, 1 de marzo de 2013

La revisión de los derechos del pasajero acabará con los vacíos legales que explotan las aerolíneas



"Nos guste o no, la aviación aún es un objetivo terrorista", advirtió el eurodiputado laborista británico Brian Simpson durante un chat sobre los derechos de los pasajeros mantenido el jueves 28 de febrero con los seguidores del Parlamento Europeo en Facebook. "Tenemos que mantenernos en alerta y el aeropuerto es la última línea de defensa", añadió antes de puntualizar que algunas restricciones, como la que impide embarcar con líquidos en el equipaje de mano, podrían desaparecer pronto.

"Hemos desarrollado máquinas que pueden detectar explosivos en los líquidos", explicó Brian Simpson durante el chat. Y expresó su confianza en que la molesta prohibición de que los viajeros embarquen con líquidos en la cabina de los aviones deje de aplicarse a partir del próximo mes de enero.

Simpson anunció a los fans de la Eurocámara que los eurodiputados dedicarán una "especial atención" a la esperada revisión de los derechos de los pasajeros. "Estamos decididos a acabar con los vacíos legales de la legislación actualmente en vigor, vacíos que perjudican a los pasajeros", afirmó el eurodiputado antes de subrayar: "Pienso que las autoridades responsables de aplicar las normas no han hecho bien su trabajo".

Interrogado sobre cómo mejorar las reglas que rigen las indemnizaciones en casos de pérdida de equipajes, cancelación, retrasos y overbooking (compañías aéreas que venden un número de billetes superior a los asientos disponibles en un vuelo), Simpson detalló que, a su juicio, "las aerolíneas se han servido de la cláusula de fuerza mayor o circunstancias imprevistas para evitar pagar compensaciones".

"Al hacer una reserva vía Internet, el primer precio que ves debería ser el final", defendió el eurodiputado. "El problema es que las aerolíneas muestran el vuelo más barato y luego le van añadiendo suplementos a lo largo del proceso", lamentó antes de señalar que le gustaría que la futura reglamentación "obligue a que el precio más elevado posible sea el primero que veas".

Sobre el problema de la quiebra de compañías aéreas, Simpson destacó que "el Parlamento Europeo ha reclamado que se cree un fondo administrado por la Comisión Europea para repatriar a los ciudadanos europeos". Y calculó que tal fondo "podría ser alimentado pagando apenas un euro en cada billete de avión". Pero reconoció que la idea no cala en el Consejo de Ministros, organismo comunitario que representa a los Gobiernos de los veintisiete países de la Unión Europea.

Fuente. Parlamento Europeo/En portada