lunes, 1 de octubre de 2012

El mercado único cumple 20 años


El mercado único, uno de los mayores logros de la Unión Europea, cumple 20 años en octubre

Se han ido eliminando progresivamente las restricciones al comercio y la libre competencia entre Estados miembros, lo que ha redundado en el aumento del nivel de vida.

El mercado único cuenta con el respaldo de una serie de políticas conexas, establecidas por la UE a lo largo de los años. Estas políticas contribuyen a garantizar que la liberalización de los mercados sea beneficiosa para el mayor número posible de empresas y consumidores.
Es uno de los instrumentos de integración económica de la Unión Europea consistente en el establecimiento de un mercado común entre los estados miembros. En este mercado único circulan libremente los bienes, servicios y capitales y las personas y, en su interior, los ciudadanos de la Unión pueden vivir, trabajar, estudiar o hacer negocios con libertad.

Más información:
http://www.singlemarket20.eu/es


Acta el Mercado Único II: doce medidas prioritarias para un nuevo crecimiento

Para los consumidores europeos, el mercado único significa más posibilidades de elección a precios más bajos. A los ciudadanos, el mercado único les ha brindado el derecho a viajar libremente, a afincarse y trabajar donde deseen. A los jóvenes les ha dado la oportunidad de estudiar en el extranjero y más de dos millones y medio de estudiantes la han aprovechado en los 25 últimos años. A los 23 millones de empresas de la UE, el mercado único les ha dado acceso a 500 millones de consumidores y ha generado inversión extranjera. El mensaje es claro, igual que los hechos: un mercado único fuerte, profundo e integrado impulsa el crecimiento, crea empleo y ofrece unas oportunidades para los ciudadanos europeos que no existían hace veinte años.
La realización del mercado único es una tarea permanente y constituye un elemento central del programa europeo de crecimiento para hacer frente a la crisis económica actual. Por esta razón, la Comisión Europea ha adoptado el Acta del Mercado Único II, en que se presentan doce medidas clave para su rápida adopción por las instituciones de la UE. Estas medidas se centran en cuatro grandes factores de crecimiento, empleo y confianza: a) redes integradas, b) movilidad transfronteriza de los ciudadanos y de las empresas, c) economía digital y d) medidas de refuerzo de la cohesión y los beneficios para los consumidores.
Así se celebra el vigésimo aniversario del mercado único de la UE y abre la semana del mercado único (15-20 de octubre de 2012). Bajo el lema «Juntos por un nuevo crecimiento», una semana llena de actos en toda la UE brindará la oportunidad a los responsables políticos y a los ciudadanos de debatir los logros y retos del mercado único y formular nuevas ideas.
Contexto
El Acta del Mercado Único II incluye las medidas siguientes:
A) Redes de transporte y energía: unas redes de transporte y energía eficaces y plenamente integradas son la espina dorsal del mercado único. Las posibilidades ofrecidas por los Fondos Estructurales y de Cohesión deben complementarse con un compromiso firme con la competencia, la capacidad de elección y unos servicios de buena calidad en toda la UE.

B) Movilidad de los ciudadanos y las empresas. La libre circulación transfronteriza es el núcleo del mercado único y uno de los fundamentos de la Unión Europea, aunque persisten los obstáculos jurídicos y prácticos a la movilidad de los ciudadanos, a las actividades empresariales y a la financiación de inversiones. Mediante el Acta del Mercado Único II, la Comisión propone, en consecuencia, lo siguiente:

- Convertir el portal EURES en una verdadera herramienta de colocación y contratación transfronterizas,

- Introducir disposiciones para movilizar fondos de inversión a largo plazo para las empresas privadas y proyectos a largo plazo,

- Modernizar los procedimientos de insolvencia, empezando por los asuntos transfronterizos, y contribuir a un entorno que ofrezca una segunda oportunidad a los empresarios que han quebrado.

C) La economía digital. Con su peso económico e importantes efectos indirectos, por ejemplo en términos de productividad y resolución de retos sociales, la revolución de la economía digital sigue siendo una oportunidad que no se puede desaprovechar. Para contribuir a la realización del mercado único digital para 2015, la Comisión propone lo siguiente:

- Fomentar el comercio electrónico en la UE, haciendo que los servicios de pago sean más fáciles de utilizar, fiables y competitivos,

- Abordar una causa fundamental de la falta de inversiones en conexiones de banda ancha de alta velocidad, a saber, sus costes de ingeniería civil,

- Hacer que la facturación electrónica sea la norma en los procedimientos de contratación pública, lo que constituye un factor de ahorro demostrado.

D) Emprendimiento social, cohesión y confianza de los consumidores. El éxito del mercado único es también consecuencia de la participación económica y social que puede generar. Los consumidores necesitan tener confianza y todos los ciudadanos, en cualquier parte de la UE, deben tener la posibilidad de aprovechar las oportunidades que brinda el mercado único.